GLORIA COMPANY
MUJER Y DERECHOS HUMANOS EN AFGANISTÁN
 

Obligadas a dejar la escuela y casarse con hombres mayores, decenas de jóvenes prefieren rociarse con gasolina y prenderse fuego antes que seguir adelante con sus vidas. La catalana Gloria Company lucha por sus derechos.

“Mi padre volvió borracho una noche. Me dijo que me había perdido jugando a las cartas y que me debía casar con un hombre mayor”, explica Shahnaz, que se levanta tímidamente el pantalón del salwar kameez para mostrar las cicatrices que desfiguran su pierna. “Yo tenía nueve años”.

Aunque Gloria Company conoce bien la historia de estas adolescentes, no puede evitar emocionarse al escucharlas. Se disculpa, recupera la compostura y sostiene: “Estaban tan desesperadas que no calcularon las consecuencias de lo que iban a hacer, de la locura que iban a cometer”.

Madre de tres hijos, esta catalana formada como enfermera, y curtida en numerosas profesiones y vocaciones, lleva desde 2002 comprometida en la lucha por los derechos de la mujer afgana.
Al frente de la ONG Asociació de Cooperació per Afganistán (ACAF), brinda apoyo a jóvenes inmoladas en el instante mismo en que llegan al hospital de la ciudad de Herat, próxima a Irán, donde más de 600 mujeres se quemaron sólo en 2006.

“Queremos que sepan que nos encontramos a su lado para lo que necesiten, que no están solas, que las vamos a ayudar”, afirma Gloria Company, cuya labor se ha vuelto cada día más complicada como consecuencia del aumento de la violencia y las políticas regresivas en el país del Hindu Kush.

     
  Según un informe recientemente publicado por la organización Womankind, Afganistán es el “país del mundo más peligroso para las mujeres”. El 80% padece violencia doméstica. Aunque la legislación lo prohíbe, el 60% de los matrimonios son obligados y casi el 57% de las niñas se casa antes de cumplir los 16 años.  
     
Comparte la historia de GLORIA COMPANY:  share
 
 
 

Contacta con nosotros

© Mundo Cooperante. Todos los derechos reservados. Leer política de privacidad.
Diseño y desarrollo web: Twey